Sentencia: Despido disciplinario por robo de cajetines cuando paraba a comprar en supermercado

Se confirma la sentencia recurrida que declaró procedente el despido de un vigilante de seguridad, que a pesar de llevar en el coche que conducía cajetines con efectivo, paró en un supermercado a comprar una botella de agua perdiendo el coche de vista, lo que aprovecharon unos ladrones para romper el cristal y llevarse los cajetines. Se rechaza también al alegación de trato discriminatorio en relación a un compañero al que se impuso una sanción menor por los mismos hechos.





STSJ, Social del 14 de Enero del 2016 (ROJ: STSJBAL 87/2016 - ECLI:ES:TSJBAL:2016:87)

Recurso: 307/2015 | Ponente: ANTONIO OLIVER REUS
T.S.J.ILLES BALEARS SALA SOCIAL
PALMA DE MALLORCA
SENTENCIA: 00003/2016
NIG: 07040 44 4 2011 0004246
402250
TIPO Y Nº. RECURSO: RSU RECURSO SUPLICACION 0000307 /2015
JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS/ASUNTO: JUZGADO DE LO SOCIAL Nº. 4 DE PALMA DE MALLORCA. DEMANDA: 1076/2011. DESPIDO/CESES EN GENERAL
RECURRENTE: SR. DON Juan Pedro
ABOGADO: SR. DON JAIME PASTOR ALOY
RECURRIDO/S: PROSEGUR COMPAÑÍA DE SEGURIDAD, S.A.
ABOGADO/A: JOSÉ CHECA SÁENZ
MATERIA: DESPIDO DISCIPLINARIO
ILMOS. SRES.:
PRESIDENTE:
DON ANTONI OLIVER REUS.
MAGISTRADOS:
DOÑA FELISA MARÍA VIDAL MERCADAL
DON ALEJANDRO ROA NONIDE.
En Palma de Mallorca, a catorce de enero de dos mil dieciséis.
La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares, formada por los Ilmos. Sres. Magistrados que constan al margen, ha pronunciado
EN NOMBRE DE S. M. EL REY
la siguiente
S E N T E N C I A NÚM. 3/2016
En el Recurso de Suplicación núm. 307/2015, formalizado por el Sr. Letrado Don Jaime Pastor Aloy, en nombre y representación de Don Juan Pedro , contra la sentencia núm. 104/2013 de fecha diecinueve de marzo de dos mil trece, dictada por el Juzgado de lo Social Nº 4 de Palma de Mallorca , en sus autos demanda núm. 1076/2011, seguidos a instancia de la citada parte recurrente, frente a la empresa Prosegur Compañía de Seguridad, S.A., representada por el Sr. Letrado Don José Checa Sáenz, en materia de despido disciplinario, siendo Magistrado-Ponente el Ilmo. Sr. D. ANTONI OLIVER REUS, y deduciéndose de las actuaciones habidas los siguientes
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y terminó por sentencia, cuya relación de hechos probados es la siguiente:
1.- El demandante D. Juan Pedro , titular del NIF nº NUM000 ha venido prestando servicios por cuenta y bajo la dependencia de la empresa Prosegur Compañía de Seguridad S.A. con una antigüedad de 1 de julio de 1.995, ostentando la categoría profesional de vigilante de seguridad y percibiendo un salario mensual medio de 1.798,13 € con inclusión de horas extraordinarias y de la prorrata de pagas extraordinarias.
2.- La empresa demandada procedió al despido disciplinario del actor mediante carta fechada el 29 de julio de 2.011 y con efectos de la misma fecha. En la carta de despido se hacen constar los siguientes hechos:
Hemos tenido conocimiento en fecha 20 de julio de 2011, de la comisión por su parte de una infracción laboral encuadrada en los artículos 54.4 , 55.12 , y 55.22 del Convenio Colectivo Estatal de Empresas de Seguridad , calificada de MUY GRAVE en base a los siguientes HECHOS:
Primero.-. Ud.. desempeña su labor como Vigilante de Seguridad Transporte, del Departamento de Operativos Cajeros de Mallorca.
Segundo.-. Ud. tenía servicio asignado el pasado día 20 de julio de 201 1, una serie de servicios de atención a cajeros desplazados, recogidos en una hoja de ruta entregada por su responsable el Jefe de Cajeros, realizando Ud. dichos servicios en un vehículo ligero (turismo rotulado).
Tercero.-. Entre los diferentes servicios de atención a cajeros, Ud. tenía que realizar un Acompañamiento al servicio técnico PYC en el Cajero K429 de Banca March Boutique Garbo. Para ello Ud. fue en busca de vehículo blindado ruta 2, cuyo responsable porteador era el vigilante dé transportes Sr. Luis Alberto , el cual tenía las llaves y servicio de Carga para dichoCajero, acordando Ud. y el Sr. Luis Alberto , que al margen de llevarse las llaves las cuales precisaba para atender ese acompañamiento, se llevaba también Ud. los Cajetines para realizar la carga, de este modo el Blindado no hace falta que pare y realice el servicio, sin firmar Uds. nada respecto a la entrega, y sin comunicarlo a base.
Ud. realizó la Carga y descarga de dicho cajerocolocándola en el maletero del vehículo. Posteriormente, Ud. y Don. Luis Alberto hablaron por teléfono, acordando entre Uds. que debido a que la ruta número 2 ya estaba regresando a Palma, seria Ud. quien entregaría dicha carga en base.
Cuarto.-. Sobre las 12:50 horas. Ud. realizó el serviciocajero Kl20 Banca March de Es Creuers, consistente en vaciado de cajero para que el servicio técnico pueda montar una central de alarmas, colocando Ud. en el vehículo dos Cajetines oque contenían billetes junto a los que ya llevaba.
Quinto.- Camino de regreso a base en Palma, Ud. se paró en el Centro Comercial Eroski, de Puerto de Alcudia, para comprar según nos ha reconocido una botella de agua, aparcando el vehículo en el parking de dicho centro, e introduciéndose Ud. en el centro comercial perdiendo por tanto de vista dicho vehículo, cargado de efectivo.
Dicho vehículo mientras tanto sufrió un robo, rompiendo los ladrones la luna trasera del vehículo, y sustrayendo tres de los cuatro cajetines de efectivo que portaba, más una bolsa del rechazo de un de ellos, siendo que Ud. no tuvo conocimiento de ello hasta que estando en caja del centro comercial escuchó como una voz de Sra. que gritaba "Prosegur te están robando", saliendo Ud. corriendo del Centro comercial y observando la luna trasera del vehículo rota, y nadie en los alrededores, procediendo a comunicar dicho robo a base, a su responsable, y llamar a guardia civil para comunicar j proceder a la denuncia del robo. El importe del robo suma un total de 41.290.-€
Basándose en estos hechos; la empresa considera que ha quebrado voluntaria e interesadamente 1os más elementales principios de profesionalidad, y diligencia, siendo que su actuación consistente Si dejar abandonado (incluso íbera de su campo de visión) un vehículo ligero cargado de miles de euros en efectivo para introducirse en un centro comercial. a comprar, comporta un quebranto por robo a la a la Empresa de 41 .290.-€ que a la fecha no se han recuperado, motivo por el cual merece ser sancionado,
En cumplimiento de la normativa vigente, en concreto del art. 56.3.c) del Convenio Colectivo Estatal de las Empresas de Seguridad , la empresa ha decidido SANCIONARLE con un DESPIDO DISCIPLINARIO con efectos del día 29 de julio de 2011, fecha en la que causará baja en la empresa.
3.- El demandante se encontraba destinado como personal técnico en el departamento de asistencia a cajeros automáticos de Mallorca. Las funciones del demandante consistían en desplazarse conduciendo un vehículo ligero a los cajeros automáticos que integraban la ruta establecida por el jefe de tráfico realizando tareas de mantenimiento y reparación de pequeñas averías en los cajeros, así como acompañar a los técnicos que deben realizar la reparación de las averías graves. En verano, el demandante efectuaba tareas de apoyo a los furgones blindados adscritos a la misma zona realizando tareas de carga y descarga de los cajeros automáticos. A tal fin, el demandante concertaba con el responsable del vehículo blindado un punto de reunión. El demandante se desplazaba hasta el vehículo blindado, cogía el cajetín cargado de dinero, se desplazaba hasta el cajero correspondiente, sustituía el cajetín descargado de dicho cajero por el que le había entregado el responsable del furgón blindado y trasladaba el cajetín extraído del cajerohasta el furgón blindado. El apoyo del personal técnico al furgón era decidida, organizada y autorizada por el jefe de tráfico de la empresa, D. Ricardo o bien por la segunda jefe de tráfico en caso de ausencia del primero.
4.- El día 20 de julio de 2.012 el demandante tenía asignada la tarea de acompañar a un técnico alcajero K429 de Banca March Boutique Garbo nº 82 situado en CaŽn Picafort para lo cual conducía un vehículo ligero marca Opel Corsa con matrícula .... MHK , carente de GPS. En esa fecha, el trabajador D. Luis Alberto tenía asignado el servicio de vigilanteporteador responsable de equipo de un vehículo blindado y de las operaciones de carga y descarga de los cajeros asignados a la ruta 2, en la cual se encontraba el cajero K429 de Banca March, que le había sido encomendada.. El demandante, sin informar ni solicitar autorización del jefe de tráfico, llamó por teléfono a D. Luis Alberto y le pidió que le preparara las llaves y los cajetines del cajero de la Banca March sito en la Boutique Garbo explicándole que tenía un servicio técnico asignado en ese cajeroy que él realizaría la carga y descarga de los cajetines del cajero. En el punto de encuentro concertado por ambos, D. Luis Alberto hizo entrega a D. Juan Pedro de las llaves del cajero y de los cajetines, acordando ambos que, cuando el demandante hubiera finalizado la carga y descarga del cajero le llamaría para devolverle las llaves y el cajetín extraído del cajero con el sobrante. El demandante realizó la carga y descarga del cajeroK429 colocando en el maletero del vehículo el cajetin extraído de dicho cajero. A continuación, el demandante realizó la descarga del cajero K120 de la Banca March en Es Creuers, que tenía asignada en la ruta que le había sido encomendada, y llamó por teléfono a continuación a D. Luis Alberto para preguntarle donde se encontraba. D. Luis Alberto le indicó que estaba retornando a Palma con el vehículo blindado, acordando entre ambos que sería el demandante quien entregase los cajetines en la base.
En el trayecto de regreso a base en Palma, el demandante se detuvo en el Centro Comercial Eroski de Puerto de Alcudia para comprar una botella de agua, estacionando el vehículo en el parking de dicho establecimiento e introduciéndose en el Centro Comercial perdiendo de vista el vehículo. Cuando el demandante se encontraba en el interior del Centro Comercial escuchó la voz de una señora que gritaba "Prosegur te están robando". El demandante acudió al lugar donde había estacionado el vehículo hallándolo con la luna trasera rota, nadie en los alrededores y desaparecidos tres cajetines y una bolsa que contenían los fondos que transportaba, 41.290 €, procediendo a dar aviso a la empresa y a cursar denuncia ante la Guardia Civil.
5.- La practica habitual en la empresa demandada, conforme a lo dispuesto en la Orden INT/314/2.011 de 1 de febrero sobre empresas de seguridad privada, es realizar el transporte de fondos en vehículos blindados dotados de una tripulación de tres vigilantes de seguridad, uno de los cuales tiene la condición de porteador y responsable del vehículo. De forma excepcional, si las cantidades a transportar no exceden de 125.000 € en moneda el transporte puede realizarse por un solo vigilante de seguridad en un vehículo ligero rotulado por la empresa dotado de GPS. Dichos servicios se efectúan bajo instrucciones y autorización del jefe de tráfico.
6.- La empresa Prosegur Compañía de Seguridad S.A. tenía concertada una póliza de seguro que cubría la contingencia de robo. Dicha póliza tenía una franquicia de 7.000 €, cantidad no cubierta por el seguro y que la demandada hubo de pagar a su cliente propietario de los fondos sustraídos al demandante.
7.- La empresa sancionó a D. Luis Alberto mediante carta de fecha 29 de julio de 2.011 con suspensión de empleo y sueldo durante dos meses como autor de una falta muy grave, reducido posteriormente a un mes por acuerdo entre el comité de empresa y la gerencia de Baleares. Obra en autos la carta de sanción que se da por reproducida.
8.- El demandante no ostentó la condición de representante legal o sindical de los trabajadores durante el último año.
9.- En fecha 12 de agosto de 2.0111 el demandante presentó ante el TAMIB papeleta de conciliación celebrándose el acto sin acuerdo el día 22 de agosto.
10.- Resulta de aplicación el Convenio Colectivo de Seguridad Privada cuyo art. 54.4 sanciona como falta grave la desobediencia grave a los superiores en materia de trabajo y la réplica descortés a compañeros, mandos o público. Si implicase quebranto manifiesto a la disciplina o de ella se derivase perjuicio notorio para la Empresa, compañeros de trabajo o público se reputará muy grave.
El art. 55.12 sanciona como falta muy grave el abandono del trabajo en puestos de responsabilidad una vez tomado posesión de los mismos y la inhibición o pasividad en la prestación del mismo. El art. 55.22 sanciona como falta muy grave La imprudencia en acto de servicio. Si implicase riesgo de accidente para sí o para compañeros o personal y público, o peligro de averías para las instalaciones.
11.- Con posterioridad al despido el demandante prestó servicios por cuenta de Securitas Seguridad España S.A. desde el 26 de octubre de 2.011 al 25 de enero de 2.012.
SEGUNDO.- La parte dispositiva de la sentencia de instancia dice:
QUE DESESTIMANDO LA DEMANDA interpuesta por D. Juan Pedro contra la empresa Prosegur Compañía de Seguridad S.A. debo declarar y declaro la procedencia del despido del trabajador demandante, absolviendo a la empresa demandada de los pedimentos formulados en el escrito de demanda.
TERCERO.- Contra dicha resolución se anunció recurso de suplicación por el Letrado D. Jaime Pastor Aloy, en nombre y representación de Juan Pedro , que posteriormente formalizó y que fue impugnado por la representación de la empresa Prosegur Compañía de Seguridad, S.A.; siendo admitido a trámite dicho recurso por esta Sala, por Providencia de fecha veinte de Octubre de dos mil quince.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO . La parte demandante formula recurso de suplicación contra la sentencia dictada por el juzgado de lo social en la que desestimando la demanda se declaró la procedencia de su despido.
El recurso articula un primer motivo de recurso para proponer dos modificaciones del relato de hechos probados que pasan examinarse.
En primer lugar, se solicita que se suprima del hecho probado cuarto la siguiente frase: (...) Sin informar ni solicitar autorización del jefe de tráfico .
Se rechaza la modificación porque ninguno de los documentos que se señala la acredita de manera directa el error del juzgador en este punto y, de hecho, lo que se sostienen no es tanto que no se hubiera informado o solicitado la autorización como que no era el demandante quien tenía tal obligación.
En segundo lugar, se propone la supresión del hecho probado décimo en su integridad por entender que es predeterminante del fallo. Aunque, ciertamente el relato de hechos probados no es el lugar adecuado para relacionar la normativa aplicable, el hecho probado no es predeterminante del fallo porque en ningún momento se dice que los hechos imputados sean constitutivos de las sanciones tipificadas en las normas que se relacionan, simplemente se afirma que esas son las normas aplicables, por lo que la supresión resulta intrascendente y se rechaza por ello.
SEGUNDO . Ahora con correcto amparo procesal en el artículo 193 c) LRJS se denuncia infracción de lo establecido en los artículos 14 de la Constitución , 54.4, 55.12 y 55.22 del convenio colectivo de seguridad Privada y 55.5 y 6 y 56 del Estatuto de los Trabajadores.
Sostiene la parte recurrente que se infringe el principio constitucional de igualdad consagrado en el artículo 14 de la Constitución porque el trato dispensado al demandante es discriminatorio, ya que a su compañero de trabajo por los mismos hechos se le impuso una sanción muy inferior. Se añade que no puede sancionarse con el despido el mero hecho de haber parado un momento para comprar agua para apaciguar la sed de una jornada que se produce en plena canícula, lo cual no habría tenido lugar de no haberse marchado previamente el compañero de trabajo del demandante.
No comparte la sala los argumentos del motivo y sí los contenidos en la sentencia recurrida.
En cuanto a la gravedad del incumplimiento y su suficiencia para justificar la imposición de la máxima sanción, tal como se recoge en la sentencia recurrida además de obrar contraviniendo la normativa interna de la empresa, sin conocimiento ni autorización de sus superiores, el demandante actuó con una negligencia impropia de un puesto de su responsabilidad, siendo la función principal de unvigilante de seguridad proteger y custodiar aquellos bienes valiosos, personales o materiales, que han sido puestos a su cuidado y que son susceptibles de ser atacados por terceros. En concreto, constituye una grave negligencia, no la única, que contraviene los más elementales principios de profesionalidad y diligencia, el hecho de detenerse en un centro comercial para comprar una botella de agua perdiendo de vista el vehículo en cuyo interior se encontraban los cajetines con el efectivo que fueron sustraídos.
En cuanto a la alegación de trato discriminatorio, debe descartarse toda vez que ni siquiera se alega que la diferencia de trato se deba a alguna de las razones que se recogen en el artículo 14 de la Constitución , el nacimiento, la raza, el sexo, la religión, la opinión u otra condición o circunstancia personal o social.
Pero, tampoco se aprecia vulneración del principio de igualdad, pues la igualdad solo es predicable frente a situaciones iguales y los incumplimientos imputados al demandante y los imputados a su compañero no son los mismos, aunque ambos contribuyeron con tales incumplimientos a la producción del resultado dañoso consistente en el robo de los 41.290 €. Las conductas con las que cada uno contribuyó a ese resultado son diferentes y aunque en ambos casos han sido calificadas por la empresa como infracciones muy graves se optó por imponer solamente al demandante la máxima sanción de despido, lo cual es ajustado a la gravedad de la falta.
En consecuencia, fracasa el motivo y con ello el recurso, que se desestima con expresa confirmación de la sentencia recurrida.
En virtud de lo expuesto,
F A L L A M O S
SE DESESTIMA el Recurso de Suplicación interpuesto por la representación de Don Juan Pedro , contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Nº. 4 de Palma de Mallorca, de fecha 19 de marzo de 2013 , en los autos de juicio nº. 1076/2011 seguidos en virtud de demanda formulada por el recurrente frente a Prosegur Compañía de Seguridad, S.A. y, en su virtud, SE CONFIRMA la sentencia recurrida.
Notifíquese la presente sentencia a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares.
ADVERTENCIAS LEGALES
Contra esta sentencia cabe RECURSO DE CASACIÓN PARA LA UNIFICACIÓN DE DOCTRINA ante la Sala IV de lo Social del Tribunal Supremo, que necesariamente deberá prepararse por escrito firmado por abogado dirigido a esta Sala de lo Social y presentado dentro de los DIEZ DÍAS hábiles siguientes al de su notificación, de conformidad con lo establecido en los artículos 218 y 220 y cuya forma y contenido deberá adecuarse a los requisitos determinados en el art. 221 y con las prevenciones determinadas en los artículos 229 y 230 de la Ley 36/11, Reguladora de la Jurisdicción Social .
Además si el recurrente hubiere sido condenado en la sentencia, deberá acompañar, al preparar el recurso, el justificante de haber ingresado en la cuenta de depósitos y consignaciones abierta en elSantander (antes Banco Español de Crédito, S.A. BANESTO), Sucursal de Palma de Mallorca, cuenta número 0446-0000-65-0307-15 a nombre de esta Sala el importe de la condena o bien aval bancario indefinido pagadero al primer requerimiento, en el que expresamente se haga constar la responsabilidad solidaria del avalista, documento escrito de aval que deberá ser ratificado por persona con poder bastante para ello de la entidad bancaria avalista. Si la condena consistiere en constituir el capital-coste de una pensión de Seguridad Social, el ingreso de éste habrá de hacerlo en la Tesorería General de la Seguridad Social y una vez se determine por éstos su importe, lo que se le comunicará por esta Sala.
Para el supuesto de ingreso por transferencia bancaria , deberá realizarse la misma al número de cuenta de Santander (antes Banesto): 0049-3569-92-0005001274, IBAN ES55 y en el campo "Beneficiario" introducir los dígitos de la cuenta expediente referida en el párrafo precedente, haciendo constar el órgano "Sala de lo social TSJ Baleares".
Conforme determina el artículo 229 de la Ley 36/11, Reguladora de la Jurisdicción Social , el recurrente deberá acreditar mediante resguardo entregando en esta Secretaría al tiempo de preparar el recurso la consignación de un depósito de 600 euros , que deberá ingresar en la entidad bancaria Santander(antes BANESTO), sucursal de la Avenida Jaume III de Palma de Mallorca, cuenta número 0446-0000-66-0307-15 .
Conforme determina el artículo 229 de la LRJS , están exentos de constituir estos depósitos los trabajadores, causahabientes suyos o beneficiarios del régimen público de la Seguridad social, e igualmente el Estado, las Comunidades Autónomas, las Entidades Locales y las entidades de derecho público con personalidad jurídica propia vinculadas o dependientes de los mismos, así como las entidades de derecho público reguladas por su normativa específica y los órganos constitucionales. Los sindicatos y quienes tuvieren reconocido el beneficio de justicia gratuita quedarán exentos de constituir el depósito referido y las consignaciones que para recurrir vienen exigidas en esta Ley.
En materia de Seguridad Social y conforme determina el artículo 230 LRJS se aplicarán las siguientes reglas:
a) Cuando en la sentencia se reconozca al beneficiario el derecho a percibir prestaciones, para que pueda recurrir el condenado al pago de dicha prestación será necesario que haya ingresado en la Tesorería General de la Seguridad Social el capital coste de la pensión o el importe de la prestación a la que haya sido condenado en el fallo, con objeto de abonarla a los beneficiarios durante la sustanciación del recurso, presentando el oportuno resguardo. El mismo ingreso de deberá efectuar el declarado responsable del recargo por falta de medidas de seguridad, en cuanto al porcentaje que haya sido reconocido por primera vez en vía judicial y respecto de las pensiones causadas hasta ese momento, previa fijación por la Tesorería General de la Seguridad social del capital costa o importe del recargo correspondiente.
c) Si en la sentencia se condenara a la Entidad Gestora de la Seguridad Social, ésta quedará exenta del ingreso si bien deberá presentar certificación acreditativa del pago de la prestación conforme determina el precepto.
d) Cuando la condena se refiera a mejoras voluntarias de la acción protectora de la Seguridad Social, el condenado o declarado responsable vendrá obligado a efectuar la consignación o aseguramiento de la condena en la forma establecida en el artículo 230.1.
Conforme determina el art. 230.3 LRJS los anteriores requisitos de consignación y aseguramiento de la condena deben justificarse, junto con la constituir del depósito necesario para recurrir en su caso, en el momento de la preparación del recurso de casación o hasta la expiración de dicho plazo, aportando el oportuno justificante. Todo ello bajo apercibimiento que, de no verificarlo, podrá tenerse por no preparado dicho recurso de casación.
Guárdese el original de esta sentencia en el libro correspondiente y líbrese testimonio para su unión al Rollo de Sala, y firme que sea, devuélvanse los autos al Juzgado de procedencia junto con certificación de la presente sentencia y archívense las presentes actuaciones.
Así por ésta nuestra sentencia, definitivamente juzgando lo pronunciamos, mandamos y firmamos.
DILIGENCIA DE PUBLICACION.- Leída y publicada fue la anterior sentencia en el día de la fecha por el Ilmo. Sr. Magistrado - Ponente que la suscribe, estando celebrando audiencia pública y es notificada a las partes, quedando su original en el Libro de Sentencias y copia testimoniada en el Rollo.- Doy fe.





No hay comentarios