En California le aprietan las tuercas a los vigilantes obligandoles a pasar pruebas de salud mental


Los guardias de seguridad que van armados en California pronto pueden ser obligados a pasar una evaluación de salud mental si quieren llevar un arma en el trabajo.

En virtud de un proyecto de ley aprobado por el Senado estatal el miércoles pasado, los reguladores estatales también estarían obligados a tomar medidas inmediatas contra un guardia armado si él o ella se encuentra en una situación mentalmente inestable o es una amenaza para la seguridad pública

Esta medida es en respuesta a una investigación revelada desde el centro "Reveal for Investigative Reporting" que encontró que en California y muchos otros estados, con frecuencia se les da la licencia de guardias armados a personal que no están debidamente formados, tienen algún problema mental y son propensos a la violencia.

El centro de investigación "Reveal" también encontraron que los "reguladores" de California no investigaron los disparos realizados de guardias de seguridad, guardias autorizados que dispararon a la gente y aún mantienen sus armas de fuego, ni las galerías de tiro obligatorias e instalaciones para guardar el armamento de las empresas de seguridad.

Con esta nueva propuesta de ley, las empresas de seguridad y los guardias de seguridad estarían obligados a reportar cada vez que se produjera el uso de un arma de fuego a la Oficina Estatal de Seguridad y Servicios de Investigación y se enfrentarían a penas más severas si no pudieron presentar informes donde justificasen dicha acción.

Si bien es cierto que esto sucede en Estados Unidos, no estaría de más que en ciertos ámbitos de la seguridad privada, esta medida sería conveniente que la copiasen y la llevaran a efecto para así filtrar aún más el acceso a esta profesión.

No hay comentarios