Falsos revisores: Modus operandi y consejos para no ser víctima



Falsos revisores
El "modus operandi" consiste en que uno de los ladrones se hace pasar por revisor del contador de agua o gas para entrar al domicilio, mientras un compinche sustrae dinero o joyas aprovechando que las víctimas dejan la puerta entreabierta para que, en caso de que necesiten ayuda, pudiesen escucharle y entrar los vecinos, o el mismo falso revisor la puede incluso llegar a abrir en un momento de descuido. Posteriormente, el supuesto revisor abandona la vivienda sin entregar ninguna factura del trabajo realizado y sin que la víctima se percate de la presencia del segundo individuo, hasta que esta echa en falta diferentes efectos o ve las habitaciones revueltas.

Consejos para evitar ser víctima de este tipo de delitos
Si se encuentra con una o varias personas en la puerta de su domicilio y duda si se trata de una revisión real o falsa, tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • Exija su acreditación y mantenga la puerta cerrada hasta que se identifiquen plenamente. Los operarios deben disponer de una identificación de revisor o instalador autorizado.

  • En los casos de revisión del gas debe saber que para el butano dicha revisión es obligatoria cada cinco años y nadie puede imponer una antes de ese plazo, salvo modificaciones en las instalaciones. Además generalmente la compañía con la que se tiene contratado el suministro llama al usuario con anterioridad.

  • En caso de duda, llame a la empresa suministradora del servicio, pero nunca utilizando los números de teléfono aportados por los propios operarios.

  • Recuerde, desconfianza racional ante las personas que llaman a su puerta, ante la duda, no la abra.


Policía Nacional 



No hay comentarios