Sentencia falta muy grave a empresa por realizar funciones de seguridad uno de sus trabajadores en unos inmuebles sin ser vigilante


Sentencia donde se sanciona por falta muy grave a una empresa por realizar,  presuntamente, funciones de control y vigilancia uno de sus trabajadores en unos inmuebles sin ser vigilante.

"De lo actuado en el expediente administrativo aparece que, el operario de la empresa sancionada trabajaba por cuenta ajena prestando servicios para la empresa apelante en la Urbanización Las Virreinas, sita en la calle Debussy nº 4-6-8, de Málaga; portaba un uniforme de empresa compuesto por pantalones marrones de faena con bolsillos laterales, camiseta azul y chaleco amarillo reflectante con dos bandas blancas y a la espalda en mayúsculas, el logotipo y botas negras de seguridad, en orden a sus funciones, a preguntas de los agentes de la autoridad, indica que tenía su puesto de trabajo en una caseta, desde la que se controlaba el acceso al aparcamiento y a una de las entradas de la urbanización, además, en un ordenador portátil se confeccionaban unos partes diarios y se hacía constar que se habían realizado tres rondas perimetrales, observando en una de ellas posibles vehículos y personas sospechosas; en el ordenador portátil figuraban los nombres de todos los propietarios, junto con sus vehículos, así como sus teléfonos y por último en la citada caseta había una caja con las llaves de todos los portales, aseos, cuartos de máquinas.

Esta actividad ha de ser incardinada en el ámbito de labores de vigilancia y custodia que regula el precepto legal arriba citado, y por ello tal conducta aparece tipificada en la infracción administrativa precitada, sin que sean admisibles las alegaciones exculpatorias expuestas por la parte apelante.

A la luz de estos datos esta Sala concluye en la misma apreciación que el Juzgador de instancia, la actividad efectivamente realizada por la entidad perseguía la finalidad de protección y custodia del inmueble y su contenido sobre el que se desarrollaba la actividad contratada, realizando funciones de control y vigilancia. A la luz de estos datos esta Sala concluye en la misma apreciación que el Juzgador de instancia, la actividad efectivamente realizada por la entidad perseguía la finalidad de protección y custodia del inmueble y su contenido sobre el que se desarrollaba la actividad contratada, realizando funciones de control y vigilancia, que se integra en el ámbito del apartado 1, letra a) del artículo 32 de la Ley de Seguridad Privada , arriba citado.

Por ello, su actividad empresarial viene obligada a dar cumplimiento a los condicionamientos legales exigidos por la Ley de Seguridad Privada, y cuya infracción determina la corrección de la sanción administrativa impuesta
"



Para esta sentencia cabe recurso por la parte apelante. Habrá que esperar cómo evoluciona el asunto.














No hay comentarios