Sentencia dónde se absuelve a un compañero que hirió a un joven al echarlo de un centro comercial

Sentencia dónde se absuelve a un compañero que hirió a un joven al echarlo de unas instalaciones en Lugo. Según la sentencia, el denunciante sufrió hematomas en un brazo y tardó dos días en recuperarse. No obstante la sentencia concluye que el compañero no se excedió durante su intervención.

El incidente ocurrió en un centro comercial dónde una conocida clínica montó un stand publicitario. La persona a cargo del mencionado stand solicitó la presencia de la seguridad del centro ya que un individuo estaba incordiando e impedía que la gente se acercase.

Uno de los compañeros advirtió al joven de que dejara de molestar, cogiéndole por el brazo ya que el individuo, aparte de hacer caso omiso de las indicaciones, estaba grabando con su teléfono móvil y repartiendo panfletos cuando estaba totalmente prohibido dentro del centro comercial.
El juez deja claro en la sentencia, que aparte de que el joven estaba importunando y obstaculizando en transcurrir normal del centro, el vigilante no sólo no se excedió si no que actuó de manera correcta.

La sentencia está redactada en gallego pero con un poco de interés es perfectamente entendible.






No hay comentarios