Sentencia por agresión a un compañero en un supermercado

Recientemente han aparecido en distintos medios de comunicación cómo han sido agredidos compañeros durante el ejercicio de sus funciones. Pero ¿A cuanto ascienden éstas agresiones? ¿Sale barato o caro agredir al personal de seguridad privada?  En esta sección que vamos a poner en marcha,  "Agresiones", vamos a poner la descripción de sentencias firmes por agresión al personal de seguridad privada y poder así dilucidar lo que cuesta pegarle a un vigilante mientras hace su trabajo. Recordar que todos los nombres aparecidos en sentencias son figurativos y nada tienen que ver con el real de los protagonistas, por la LOPD.
Comenzamos.



AGRESIÓN A UN VIGILANTE EN UN SUPERMERCADO  


Sobre las 9.30 horas del 7 de septiembre 2015, en el establecimiento comercial "Mercadona" situado en la calle Higueras, nº16, de Madrid, el vigilante de seguridad de servicio en el local, "Benjamín" , interceptó a "Jesús María" cuando este pretendía llevarse del establecimiento comercial unas salchichas, sin abonarlas. Tras ser interceptado, se produjo una discusión entre ambos, en cuyo transcurso "Jesús María"  propinó un puñetazo al vigilante, "Benjamín", causándole lesiones de las que sanó en una primera asistencia facultativa médica, curando en cinco días no impetivios. El vigilante acabó reduciendo finalmente por la fuerza a "Jesús María" .
El delincuente denunció al compañero ya que en el  forcejeo de la detención, el vigilante le produjo a este individuo lesiones de diversa consideración. El juez califica estas lesiones como leves y absuelve al vigilante de ellas en la sentencia.

Su Señoría dicta sentencia y declara como autor de un deltio leve de lesiones, del art. 147.2 en relación con el 147.1 del CP (AQUÍ); sin cicunstancias mofificativas de la responsabilidad criminal; a la pena de multa de 30 días, a razón de cuotas diarias de cinco euros, con un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas, al pago de la mitad de las costas procesales, y al pago de una indemnización de 250 euros al vigilante agredido por parte del agresor.

Haciendo cuentas, una intervención de un vigilante, con toda la tensión y todo lo que ello conlleva y dónde éste es agredido, sale en este caso por 400€. Y todo esto suponiendo que quien agrede no se declare insolvente para el abono de dichas cantidades.

Como no, queda patente la desprotección jurídica que sufren los profesionales de un sector que tienen que batallar a diario con situaciones de hasta peor calibre.

FUENTE:

Órgano: Audiencia Provincial
Sede: Madrid
Sección: 15
Fecha: 29/12/2016
Nº de Recurso: 1258/2016
Nº de Resolución: 716/2016

No hay comentarios