Detenidos in fraganti dos grafiteros por causar daños valorados en 1.600 euros en el Metro de Barcelona

 

  · Agentes de la comisaría del distrito de Sant Martí pillaron los jóvenes justo cuando salían de pintar los vagones del Metro

· Escondida en el zapato de uno de los hombres los mossos encontraron una tarjeta de memoria con fotografías probatorias de los daños ocasionados


  Agentes de la Policía de la Generalitat - Mossos de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la comisaría de San Martín y de la Unidad de Investigación del Área de Seguridad del Transporte Metropolitano detuvieron a dos jóvenes de 31 y 33 años, de nacionalidad alemana, como presuntos autores de un delito de daños y por resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad.

  Los hechos se produjeron poco antes de la medianoche del viernes 21 de abril cuando una patrulla de paisano de los Mossos observó como tres jóvenes salían por una puerta de emergencias del Metro de Barcelona, ​​ubicada a pie de calle del distrito iris.

  Inmediatamente los mozos se identificaron como policías pero los tres jóvenes salieron corriendo con la intención de huir del lugar a la vez que intentaron deshacerse de los guantes y de las mochilas que llevaban.

Los agentes les siguieron rápidamente y lograron detener dos de los tres jóvenes, que en todo momento se resistieron de forma activa en la identificación policial y provocaron lesiones leves en los policías actuantes.

Posteriormente los agentes recuperaron las mochilas que los jóvenes habían abandonado precipitadamente y pudieron comprobar que estaban llenas de botes de pintura tipo aerosol, así como otros utensilios utilizados habitualmente para hacer grafitis.

A continuación, en coordinación con el Centro se Seguridad y Protección Civil con el apoyo del personal de seguridad de TMB, pudieron comprobar cómo los túneles interiores del metro de donde procedían los jóvenes había dos vagones recién pintados con las mismas pinturas que llevaban los jóvenes en las mochilas. Los daños ocasionados en los vagones por los grafitis tienen un valor superior a los 1.600 euros. Además, durante el registro de los jóvenes los mossos los encontraron, escondida en los zapatos, una tarjeta de memoria donde habían grabado la acción que habían llevado a cabo en los vagones del suburbano. Por estos motivos los mossos los detuvieron por un delito de daños y uno de resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad.  

Los detenidos pasaron a disposición judicial el viernes 21 de abril y el juez de guardia decretó su libertad con cargos.  

No hay comentarios