Sanción 30000€ por prestar servicios de seguridad a terceros sin habilitación necesaria


La empresa de servicios recure la sanción impuesta invocando, esencialmente, a través de dos argumentos: en primer lugar, por cuanto los funcionarios de policía que levantaron el acta no se ratificaron en los hechos denunciados, por lo que dicha acta carece de la entidad probatoria que se le otorga; en segundo lugar, desvirtuando la primera declaración efectuada por el trabajador de la empresa, que luego realizó manifestaciones distintas a las consignadas por los funcionarios policiales.

El acta de inspección levantada el 17 de mayo de 2014 por los policías nacionales, fue ratificada expresamente el 5 de febrero de 2015 por los mismos, en la que figura que el trabajador de la empresa inspeccionada "preguntado para que diga cuáles son las funciones que tiene encomendadas" responde que "son mantenimiento del edificio, control de los sistemas automáticos del edificio -como el riego-, luz, agua, etc. Que también realiza rondas por el exterior del inmueble y si descubre a alguien ajeno a la empresa ha recibido órdenes de [...] de que avise inmediatamente a la Policía, así como si observa a personas ajenas a través de la CCTV intentando acceder a la empresa" ; "preguntado para que diga si gestiona el CCTV así como el sistema de alarma del edificio" , responde "que en su puesto de trabajo, en la recepción de la empresa, dispone de una pantalla de ordenador desde la que puede observar la imagen que transmiten las 5 cámaras con las que cuenta el edificio, todas ellas enfocando al exterior del muro, tanto a los accesos como al parking, desconociendo si dichas imágenes quedan grabadas. Así mismo, en su puesto de trabajo dispone de un teclado para armar y activar el sistema de alarma del edificio, compuesto por varios detectores del edificio, corrijo, detectores volumétricos repartidos o distribuidos por el inmueble. Habitualmente no suele armar el sistema los fines de semana, aunque entre semana -martes y miércoles- sí que lo suele hacer, por precaución, para evitar que entre nadie al edificio. Que cree que dicho sistema de alarma no está conectado a ninguna CRA, activándose únicamente el dispositivo sonoro" .
Para el Juez Central en la sentencia impugnada, existe una prueba de cargo suficiente para enervar el principio de presunción de inocencia y acreditar la culpabilidad de la empresa, incurriendo la conducta desplegada en el tipo administrativo previsto normativamente, por lo que sanción no se ha impuesto arbitrariamente. Se desestima el recurso por su Señoría y se ratifica la sentencia en la que por estos hechos se impone la sanción de multa de 30.001 € prevista en el artículo 26.1.a) de la Ley de Seguridad Privada , Ley 23/92, de 30 de julio, por la comisión de una infracción muy grave prevista en el artículo 22.1.a) en relación con los artículos 1.2 y 7.2 de la Ley y 148.1.a) del Reglamento de Seguridad Privada, aprobado por Real Decreto 2364/1994, de 9 de diciembre, y en su virtud absuelve a la demandada de las pretensiones deducidas frente a la misma, y con imposición de las costas a la recurrente.

Contra esta sentencia cabe recurso....

*AVISO: Debido a las normas establecidas por el fondo documental de sentencias del poder judicial para el uso del documento, no podemos poner la opción de descargar la sentencia. Sólo consulta



No hay comentarios