(Tenerife) 30000€ de sanción por prestar servicios de seguridad sin tener habilitación


Sentencia basada en infracciones cometidas durante la vigencia de la antigua ley de seguridad privada, que ahora sale el recurso de la sentencia publicado. La justicia a su ritmo, no vaya a ser que....

El Acta de Inspección  levantada a las 12,30 horas del día 15 de octubre de 2013, por funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Brigada del Servicio Provincial de Seguridad Privada, al realizar una inspección en el Hotel BAHÍA PRINCESS, sito en C/. Bruselas, n° 1, Adeje, Tenerife, se hace constar la presencia de un trabajador, que viste uniforme compuesto de zapatos negros, pantalón gris oscuro, camisa blanca y corbata granate, además de un pasa corbatas en el que se puede leer "QUANTOR SERVICIOS".

"Se observa al arriba filiado realizando rondas por toda la zona de recepción y exteriores del hotel, expectante ante las personas que transitaban por la zona, con el objeto de disuadir de posible hurtos o robos de clientes". En otra Acta que recoge la declaración del trabajador, quien manifiesta que "Trabaja para la empresa QUANTOR SERVICIOS en calidad de conserje, prestando servicios en el Hotel Bahia Princess, que el servicio que presta consiste en controlar los accesos de personas ajenas al hotel, dar apoyo a la recepción en relación a las maletas. Controlar la llegada de autobuses para evitar la sustracción de maletas u objetos personales. Realizar rondas por todo el hotel, en zona de jardines y piscinas. Además de controlar la zona de recreo del complejo. Evita el estacionamiento de vehículos ajenos en la zona reservada del hotel".  QUANTOR ADES S.L, no estaba habilitada por el Ministerio del Interior para la prestación de servicios de seguridad, ni el trabajador estaba habilitado como vigilante de seguridad, y el uso de uniforme era semejante a los vigilantes de seguridad.

Como consecuencia del expediente sancionador incoado a la entidad apelante en el que se le imputaba la prestación privada de servicios de seguridad sin estar autorizado para ello por el Ministerio del Interior, ni inscrita en el Registro de Empresas de Seguridad, se le impuso una multa de 30.051 euros, por la comisión de la infracción muy grave que tipifica el art. 22.1.a), en relación con el art. 7.1 de la ley de seguridad privada y 148.1.a) de su reglamento, por la prestación de servicios de seguridad a terceros careciendo de la habilitación necesaria. Contra esta sentencia cabe recurso...
*AVISO: Debido a las normas establecidas por el fondo documental de sentencias del poder judicial para el uso del documento, no podemos poner la opción de descargar la sentencia. Sólo consulta






No hay comentarios