La Ertzaintza lanza un aviso para prevenir casos de “ballena azul”

Servicio de Prensa

El reto denominado “ballena azul” tiene su origen el año pasado en Rusia a través de las redes sociales. El juego consiste en ir superando una serie de retos, numerados del 1 al 50, en el que el administrador va influenciando a la víctima en ideas tendentes al suicidio. Las pruebas van desde despertarse a horas intempestivas para ver películas de terror, generarse autolesiones (cortes en brazos y piernas), o permanecer en lugares elevados (puentes o edificios). La última prueba sería el suicidio de la víctima. La persona que controla el reto especifica claramente que una vez iniciado el mismo no se puede abandonar, y que éste tiene que permanecer oculto para terceras personas (educadores, familiares, etc).

La peligrosidad del reto consiste fundamentalmente en el perfil de las víctimas a los que va dirigidas: adolescentes en pleno proceso de conformación de su personalidad y altamente influenciables; también por su amplia e imparable difusión a través de redes sociales.

Como toda información que fluctúa en el ámbito de internet y las redes sociales, las variantes del “reto” suicida original son muchas. Cualquier persona que interactúe con la potencial víctima puede variar las pruebas, los desafíos y la finalidad del mismo a sus intereses particulares. Incluso menores de edad pudieran utilizar este tipo de “juego” para acosar y hostigar a otros menores de edad de su entorno (“bullying” / “ciberbullying”), o simplemente realizar o plantear a otros menores actividades especificadas en el “reto” que implican gran peligrosidad, tales como permanecer o transitar por el borde de lugares elevados (puentes o edificios) o autolesionarse. El aviso preventivo pretende que el conjunto de la Ertzaintza y, en especial el personal que desarrolla actividades formativas con menores en centro educativos, tengan información y herramientas para detectar y evitar este tipo de comportamientos de riesgo.

No hay comentarios