Sanción: Empresa de seguridad subcontrata a una de Auxiliares para que les haga el trabajo de vigilancia

Según aparece reflejado en la sentencia, los hechos ocurren en Marbella, en una macrocomunidad y tras un período de observación, los funcionarios policiales actuantes detectan un vehículo de cuatro ruedas pequeño y eléctrico y a una persona uniformada en su interior, estando dicho vehículo estacionado en vial público. Preguntado por el Vigilante, éste manifiesta que es él.
El vehículo está rotulado con logos de la empresa de seguridad sancionada y el trabajador dispone de distintos medios auxiliares, entre ellos una Ticadora de la marca VIGILANT. Igualmente se observa por los funcionarios que existen varios puntos para ticadas repartidos por los espacios públicos de la Macrocomunidad.

En el Acta de declaración del trabajador se recoge que está contratado por una empresa de servicios, en calidad de Auxiliar, con una antigüedad de dos meses y medio, con horario de 22:30 horas a 07:30 horas. Que sus funciones entre otras, son las de efectuar Rondas por la Macro comunidad DIRECCION000 . Ticadas cada hora y media en diferentes puntos. Llamadas cada media hora a una central. Si observa a alguien no comunitario llama a la Policía. Que ejerce como Auxiliar en estos momentos.

En la sentencia se describe que la empresa sancionada, al amparo de la formalidad contractual, pretende desvirtuar, no tanto los hechos constatados en el Acta de inspección y del Acta de declaración, que como se ha dicho no niega, sino las consecuencias de su actuación, con olvido de que aquí no se están enjuiciando conductas según la literalidad del correspondiente contrato de prestación de servicios, muchas veces disimulando fraudulentamente su apariencia haciéndose pasar por empresa de prestación de otro tipo de servicios, para evitar la fuerte intervención administrativa a que están sometidas las empresas de seguridad. Dicho de otra forma, de lo que se trata es de determinar la naturaleza de la actividad efectivamente desarrollada. Y en el caso de autos, ha quedado suficientemente acreditado que la empresa de seguridad privada subrogó los servicios de seguridad que estaba prestando en la MACRO COMUNIDAD DE PROPIETARIOS DIRECCION000 con la empresa SERVICIOS AUXILIARES, careciendo ésta de la habilitación necesaria para ello al no estar inscrita en el Registro de Empresas de Seguridad del Ministerio del Interior para desarrollar la actividad de vigilancia y protección. Por lo que la empresa es responsable de una infracción administrativa tipificada como MUY GRAVE en los artículos 57.1.a) de la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada consistente en la prestación de servicios de seguridad privada a terceros careciendo de autorización..., y 148.1.c) del Reglamento de Seguridad Privada, donde se establece como conducta sancionable "la subcontratación de los servicios y actividades de seguridad privada con empresas que no dispongan de la correspondiente habilitación o reconocimiento necesarios para el servicio o actividad de que se trate, salvo en los supuestos reglamentariamente permitidos". LA SANCIÓN ES DE 30000 €


No hay comentarios