TSJM da validez a grabaciones de cámaras de seguridad que captaron a un vigilante entregándose a distracciones

 

El Tribunal Superior de Justicia de la región de Murcia da plena validez a la grabación hecha por unas cámaras de seguridad que captaron el momento en que el vigilante de seguridad de un Alcampo, se dedicaba en horario de trabajo a leer el periódico o a usar el teléfono móvil o la tableta.

La grabaciones fueron utilizadas por ILUNION para acordar su despido, acusándole de abuso de confianza, desobedecer las órdenes recibidas, transgresión de la buena fe y de entregarse a juegos y distracciones durante la jornada laboral, recogido todo esto cómo faltas muy graves en nuestro convenio colectivo. 
En una sentencia previa recurrida, el despido fue declarado improcedente, no dando validez a esa prueba de vídeo aportada por la empresa para justificar la procedencia del despido. La empresa recurrió a través de un recurso al TSJ.
Así, el tribunal declara la nulidad de la sentencia y ha ordenado al juez que proceda a dictar otra en la que tenga en cuenta que las grabaciones de la cámara de seguridad son válidas, por lo que tras tener en cuenta esta prueba deberá proceder a dictar otra resolución, para lo cual le deja libertad de criterio.
"La existencia del sistema de videovigilancia era plenamente conocida por el demandante, máxime si se tiene en cuenta que el mismo estaba encargado del control de su debido funcionamiento en cuanto integrante del dispositivo de seguridad". "Por ello, no era necesario que la empresa titular del fichero obtuviera el consentimiento expreso del trabajador para su captación y grabación".




No hay comentarios