El 27 tenemos una cita con una de las páginas de la historia de este sector

El dia 27 los vigilantes de seguridad tenemos una cita con una de las páginas de la historia de este sector. Una página, que depende de cómo la escribamos, marcará las negociaciones en curso y la actitud de la patronal a posteriori.


Sueldos miserables, decadencia laboral, y humillación social marcan una profesión en la que sus integrantes son y serán los próximos esclavos del futuro. Mano de obra barata en que llegará un momento en que tendrá que dar hasta gracias por un sueldo miserable y humillante, y de los que estos patronos se mofan y se mean encima, sometiéndolos a sabiendas de su necesidad, y dónde se pasan por el forro de los cojones toda la normativa laboral vigente.

La irrupción de las empresas low cost y el alucinante robo a mano armada a los trabajadores de Segur Iberíca, demuestra que esto es el potorro de la Bernarda, dónde da igual que las personas sufran, sean desahuciadas, no tengan para darle de comer a sus hijos, o tengan hasta que dormir en la calle.
Salta a la vista que no importa si pagan o no ya que aquí lo importante para estos politicuchos es el dinero y no las personas. Quien piense que está cómodo porque no le tocará pasar por una de estas, o que eso es para otros, en un sector dónde el va y viene de empresas es constante, es que no tiene ni puta idea de como va esto ni sabe dónde tiene la cara. Simplemente es cuestión de tiempo que toque, y más en un sector que está catalogado como inmovilista y al que se le puede hacer y decir de todo que ni se molesta en defenderse.



Las armas de cualquier trabajador es el derecho al pataleo. Cuando uno protesta y encima se le da voz desde los medios de comunicación, hay gente que se pone nerviosa como ya sucedió en El Prat, dónde se destapó la olla a presión que ahí había.
Por eso, el 27, mientras más gente vaya, mejor, ya que será un pulso que será medido y será observado atentamente por una parte de los actores de esta función. Si el inmovilismo marca esa manifestación, agarraros los machos porque se entederá que estamos de acuerdo con lo que venga y no será nada agradable. Si hay afluencia, si hay una cantidad de trabajadores mostrando su descontento, y si encima tiene repercusión mediática, será la manera de decir y que entiendan lo que tantas veces decimos y que nadie quiere que se diga y que incluso llegan a tapar, QUE ESTAMOS YA HASTA LOS COJONES DE TANTO AGUANTAR.

El 27, a las 11:00, en la Puerta de Alcalá tendremos la oportunidad ejercer el derecho a protesta y de decir que esto no es que vaya mal, es que va como el puto culo. El que no llora no mama, y si hay que llorar y gritar doscientas veces que así sea para poder mamar.


No hay comentarios