La Ertzaintza pide precaución tras varias sustracciones realizadas por falsos empleados de una compañía eléctrica


Ante el conocimiento de dos sustracciones en viviendas de Bilbao, la Ertzaintza quiere alertar a los ciudadanos, sobre la posibilidad de ser víctimas de una estafa y hurto en sus domicilios.

Según las denuncias recogidas, los autores, un hombre y una mujer, acceden al domicilio de las victimas haciéndose pasar por trabajadores de una compañía eléctrica.

Antes de personarse en su domicilio las víctimas reciben una llamada telefónica en el que se les informa que el consumo de electricidad en los últimos días es anormalmente elevado en su vivienda y que van a personarse dos operarios de su compañía para verificar ese consumo.

Minutos más tarde al lugar acude un varón y una mujer, con un aparente uninforme y con un aparato que supuestamente mide el consumo de electricidad.

Tras acceder al domicilio y mientras el varón comprueba cada uno de los enchufes del mismo, mostrando especial interés en los de los dormitorios y concretamente los más cercanos a las mesillas de noche y aparadores, la mujer entretiene a la víctima con la excusa de poner en funcionamiento el microondas, la televisión o cualquier aparato electrónico que no esté en los dormitorios.

Después de finalizar la supuesta inspección, acceden a el cuadro de la luz y supuestamente colocan un aparato solicitando a la víctima el último recibo pagado en cuyo reverso anotan a bolígrafo la cantidad aproximada que debe abonar por el aparato instalado, rondando los 150 euros.
En ocasiones las víctimas han sucumbido al engaño y abonan la cantidad exigida. Si la víctima no dispone de dinero o no les paga, le dicen que se lo cobrarán con el próximo recibo abandonando precipitadamente el domicilio. Posteriormente la víctima se percata que le han robado las joyas y los efectos de valor de los dormitorios.

Recordar que normalmente las víctimas de estos hechos delictivos son personas mayores que se encuentran solos en el domicilio cuando ocurren los hechos.

La Ertzaintza aconseja para prevenir esta tipología delictiva no dejar entrar a nadie en el domicilio sin la correspondiente acreditación, verificar con la compañía suministradora el envío de operarios al domicilio y ante la duda, posponer la visita a otra fecha posterior en la que pueda haber otra persona en el domicilio.



No hay comentarios