Desarticulado una organización criminal especializado en robar maletas y bolsas de mano por descuido en hoteles de Cataluña

· Los Mossos detuvieron a 23 personas que cometían hurtos en establecimientos hoteleros del Área Metropolitana de Barcelona y las zonas costeras de Cataluña
 
· El grupo aprovechaba la distracción de los turistas que estaban en las zonas comunes de los hoteles para llevarse cualquier objeto de valor, especialmente equipajes que pudieran contener objetos de valor


Agentes de la Policía de la Generalidad-mozos de escuadra de la División de Investigación Criminal adscritos a la Unidad Central de Multirreincidentes, con la colaboración de la Unidad de Investigación de la comisaría de Sants Montjuïc, detuvieron el 4 de octubre pasado 23 personas, de nacionalidades española, peruana, marroquí y argentina como presuntos autores de un centenar hurtos en hoteles del Área Metropolitana de Barcelona y zonas costeras de Cataluña. A los arrestados también se les atribuye el delito de pertenencia a organización criminal.
 
La investigación se remonta al finales de mayo de este año cuando los investigadores detectaron una serie de hurtos en hoteles que seguían un mismo modus operandi . Los investigadores se centraron en la búsqueda de una organización criminal dedicada a cometer hurtos dentro de establecimientos hoteleros de manera extensiva con el objetivo de llevarse maletas y bolsas de mano de los turistas aprovechándose de distracciones o pérdidas de atención sobre sus pertenencias.



 Las investigaciones llevadas a cabo por los agentes permitieron constatar que el grupo se organizaba en baterías formadas por tres o cuatro personas que se repartían por la geografía catalana. Los miembros de la batería entraban en los hoteles, se hacían pasar por turistas y aprovechaban los momentos en que los clientes hacían el checking de entrada o salida para hurtar los mismos los equipajes. El grupo tenía las tareas claramente diferenciadas y elegía turistas como víctimas por una mayor posibilidad de que no pusieran denuncia o que no se personasen en la fase judicial si lo hacían.


El grupo usaba identidades falsas con el objetivo de evitar que fueran identificados y disponía de una red de receptadores que compraban los objetos robados el mismo día que se habían sustraído para dificultar su relación con los hechos. Además, usaban vehículos al nombre de testaferros para desplazarse y huir de forma efectiva.


 El día 2 de octubre se puso en marcha un dispositivo policial con diez entradas en Barcelona, ​​cuatro en L'Hospitalet de Llobregat y 1 en Cornellà de Llobregat con un resultado de 23 personas detenidas. Los agentes intervinieron 69000 euros en efectivo, 385 teléfonos móviles, 33 ordenadores portátiles, 43 cámaras de fotos, 23 cámaras de vídeo y 48 tabletas electrónicas de varias marcas. Entre los objetos también se intervinieron más de 200 piezas de joyas y siete vehículos utilizados por los integrantes de la organización para delinquir.
 
En dos de los domicilios se encontraron dos laboratorios para clonar y falsificar tarjetas de crédito y de TMB, además de máquinas de clonaciones, tarjetas blancas y rollo de títulos de metro para poder preparar 2000.
 
Los detenidos pasaron a disposición judicial el día 4 de octubre y el juez decretó prisión para el resto.
 
Área de Comunicación
Barcelona, ​​08 de Octubre de 2017


No hay comentarios