La novia de un joven que sufrió un infarto, agradecida a ILUNION Seguridad y a Alcampo por ayudar a salvarle la vida

 

La rapidez con que uno de los vigilantes llevó el desfibrilador fue esencial para resucitarle

La empresa ha hecho pública la nota en reconocimiento a sus empleados de seguridad


“¡Buenas noches!: Queremos daros las GRACIAS, en mayúsculas, por todo el trato recibido, aunque no dudéis que en cuanto mi prometido se reponga iremos a dar las gracias en persona. No sólo por la rapidez ante todo lo sucedido si no por la profesionalidad y el buen corazón que habéis tenido con nosotros”.

Así comienza la carta de agradecimiento que la novia de un cliente de Alcampo hace extensible a ILUNION Seguridad, encargada de la vigilancia de esta cadena de hipermercados, después de que su prometido fuese resucitado tras morir súbitamente en el establecimiento ubicado en el centro comercial Luz Shopping, de Jerez de la Frontera.

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de septiembre, en ‘Caja Amiga’, la zona de pago automático de Alcampo, cuando el joven, de unos 30 años, se desplomó en el suelo.






Tras recibir el aviso, los vigilantes de seguridad de ILUNION, Jose Antonio Jimenez Flores, Francisco Ruben Chaves Diaz y Raul Chacón Albendin, acudieron al auxilio y comprobaron que la víctima ya estaba siendo atendida por dos enfermeros, también clientes del hipermercado y que le estaba realizando maniobras de reanimación cardiorespiratorias.

No obstante, al ver que las maniobras nos eran suficientes, ambos sociosanitarios pidieron un desfibrilador. El vigilante José Antonio Jiménez Flores emprendió la carrera para coger este dispositivo sin perder un segundo, mientras sus compañeros se encargaban de mantener despejada la zona.

INTERVENCIONES CLAVES
Tanto la rapidez de ambos enfermeros, un padre y su hija, en atender a la víctima, como del vigilante de seguridad de ILUNION para hacer llegar el desfibrilador, fueron claves para reanimar al joven, quien fue trasladado a un hospital por los servicios sanitarios del 061.

“Gracias a los datos hemos sabido que tuvo una muerte súbita pero que, gracias a la persona que lo atendió junto con la rapidez del personal para dar el desfibrilador, lo devolvieron a la vida, y, a partir de ahora, le colocan uno propio en su cuerpo para que, esté donde esté, tenga su seguro de vida. No me cansaré de repetirlo: muchísimas gracias, y os prometemos volver pronto tanto para seguir haciendo nuestras compras como para daros las gracias. ¡¡Un abrazo de corazón!!”, concluye la carta de agradecimiento de la prometida del joven.







No hay comentarios