El Aeropuerto de Sevilla inicia las obras para reformar el control de seguridad de pasajeros

Tendrá ocho líneas de inspección, cinco arcos detectores, seis lectores automáticos de tarjetas de embarque y nueve máquinas de rayos X 


El Aeropuerto de Sevilla inicia las obras de reforma y ampliación del control de seguridad que deben pasar los pasajeros antes de acceder a la zona de embarque.


Tecnología y capacidad operativa

Se modernizará el equipamiento tecnológico, con la instalación de máquinas de rayos X de última generación, además de la incorporación de un nuevo arco detector.

De ese modo, el control de pasajeros del Aeropuerto de Sevilla pasará a tener cinco arcos detectores, nueve máquinas de rayos X (frente a las siete que hay en la actualidad) y ocho líneas de inspección (dos más que ahora). Esto se traducirá en un notable incremento de su capacidad operativa, ya que podrá asumir el paso y la inspección de hasta 2.100 viajeros a la hora, frente a los 1.650 actuales.

Asimismo, se duplicará la dotación de lectores automáticos de tarjetas de embarque, que pasarán de tres a seis, se mejorará el acceso destinado a personas con movilidad reducida (PMR) y se habilitará un ‘fast lane’ para aquellos pasajeros que deseen tener un paso prioritario.

Esta ampliación permitirá optimizar la dotación y distribución de los controles de seguridad, ante el importante crecimiento del tráfico que está experimentando el Aeropuerto.



No hay comentarios