El cubo de basura en las redes sociales



Con el conocimiento del incidente ocurrido en Cercanías Madrid a través de un vídeo publicado en eldiario.es, las redes comenzaron a arder y después de esto y de nuestra participación en ellas, hemos sentenciado que twitter es el cubo de basura de la red.

A raíz del asunto este, la seguridad privada ha sido el blanco fácil en redes sociales, concretamente twitter, de algunos usuarios dónde la mayoría tienen en común alguna que otra ideología política y simbólica, y en el que el ataque ha sido feroz. El grueso de las publicaciones realizadas han sido sin fundamento ya que se hacían desde el desconocimiento.
También había comentarios de algunos vigilantes que denota que este sector necesita muchas más horas de formación y mas horas de reciclaje al año.

El caso es que en twitter es apabullante la cantidad de licenciados, expertos y gente doctorada que opinan como si su palabra fuera ley, no sólo en el asunto de la seguridad privada, si no en cualquier otro tema. Son como las navajas suizas.

Lo que si hay que destacar es que el listón no está muy alto y predominan las respuestas simples y de poco pedrigree, algo que denota que algunos de estos usuarios han encontrado en twitter el hueco que la vida real no les puede jamás brindar.

Os vamos a dejar una muestra, pequeña, de los habilidosos portentos con los que cuenta esta red, y que en un clamoroso gatillazo de llevar al trending topic el asunto este del racismo, nos han dicho de todo.


Podemos encontrar respuestas muy trabajadas... 


Alguien que usa los clichés como el que respira, pero lo peor de todo es que encima se los cree




Hay otros que van por adelantado y ya nos dicen lo que cobraremos



Otros piden cabezas



Otros no se esfuerzan mucho


Este denota que aunque quiera no podría:


Este es de los que tacha a los vigilantes de violentos, pero usar sus supuestas mismas tácticas está bien hecho


Y esto ya es para ponerlo en medio de la mesa el día de la cena de navidad



No todos los usuarios son así de soeces, pero por lo menos denotan que tienen un mínimo de educación y no se comportan como animales a la hora de transmitir sus sensaciones sobre el asunto.

Nos ha llamado también mucho la atención que aunque poniendo por delante diferentes articulados de las correspondientes leyes, algunos negaban lo evidente e insistían negando la mayor sobre las actuaciones de los vigilantes y sus límites en ellas así cómo sus competencias.


Es cierto que como en todos sitios hay profesionales buenos o malos, con más pericia o con menos, pero algunos, por suerte o por desgracia todavía creemos en esto, así que de ahí el englobar a todo un colectivo en unas etiquetas bastante peligrosas, no sería correcto, ni justo, ni estaría bien.


No obstante aparte de que, como dijimos antes, twitter es simplemente eso, un cubo de basura dónde termina yendo la porquería, hemos sacado en claro que con algunas personas aunque quiséramos jamás podríamos por que no nos dejarían. Siempre seremos lo peor.







No hay comentarios