Los hechos delictivos cometidos en Barcelona desde enero hasta agosto de 2018 han aumentado un 19% respecto al periodo anterior

. El incremento delincuencial registrado durante este año va acompañado de un importante aumento de la actividad policial: suben un 9'5% las detenciones y un 4,8% los investigados

. Los Mossos y la Guardia Urbana despliegan dispositivos a lugar donde se detecta más actividad delincuencial para identificar y detener a los autores de los hechos delictivos

. Los hurtos, que constituyen un 59% de los hechos delictivos que se producen en la ciudad, son uno de los delitos que experimentan una subida más importante situándose un 19% por encima respecto al periodo anterior

. El incremento de hurtos se produce sobre todo en el interior de establecimientos comerciales y locales de restauración y el transporte suburbano, mientras que en el espacio público la tendencia se mantiene a la baja respecto al año pasado

. Los incidentes producidos por peleas, amenazas y coacciones se mantienen durante este periodo. Aumentan las denuncias por agresiones y abusos sexuales por una mayor concienciación social

. Los dos cuerpos policiales trabajan coordinadamente en el desmantelamiento de pisos ocupados en el Raval desde donde se venden sustancias estupefacientes: durante este periodo se han desmantelado 46 pisos y realizado 60 detenciones

. Durante este periodo se han abierto 3122 investigaciones por parte de las Unidades de Investigación, el Área de Investigación Criminal y el Área de Seguridad en el Transporte de los Mossos


Los hechos delictivos que se han registrado en Barcelona durante el periodo comprendido entre los meses de enero y agosto de este año han subido un 19% respecto al mismo periodo del año pasado. En Barcelona se producen el 39,1% de los hechos penales que tienen lugar en Cataluña, donde los hechos delictivos también han aumentado un 11,77% en los últimos 12 meses.

La lucha contra el terrorismo yihadista, el patrullaje para minimizar los robos con fuerza en interior de domicilio y los dispositivos de seguridad relacionados con el incremento también de manifestaciones y concentraciones que se han registrado durante este periodo han centrado una parte muy importante de la trabajo policial.

Durante estos ochos meses, se ha incrementado notablemente la actividad policial realizada por los Mossos y la Guardia Urbana que han realizado 13.190 detenciones y 30.373 investigados, lo que ha supuesto un crecimiento de la actividad policial con subidas del 9, 5% y del 4,8% respectivamente. Siete de cada diez detenciones por delitos corresponden a detenciones hechas en la masa, lo que significa que la acción policial ha permitido la detención inminente justo cuando el delito se está cometiendo o se acaba de cometer.

En cuanto a los hechos delictivos, suben sobre todo los delitos contra el patrimonio, con un aumento de 23.073 hechos y los delitos contra las personas bajan un 2%, pasando de 7288 hechos a 7146.

Con el objetivo de minimizar los hechos delictivos y aumentar la percepción de seguridad de la ciudadanía, se están realizando patrullajes preventivos y dinámicos de seguridad ciudadana para combatir las diferentes tipologías delictivas, intensificando la presencia policial en los puntos donde la actividad delictiva es más intensa.

Los hurtos aumentan sobre todo en el transporte y en locales comerciales

Alrededor de un 55% de los hurtos que se denuncian en Cataluña tienen lugar en Barcelona, ​​donde durante este periodo se han registrado 86.834 hechos, un 19% por encima respecto al periodo anterior. Los Mossos y la Guardia Urbana realizan dispositivos preventivos de seguridad en las zonas donde se producen más aglomeraciones para localizar y detener posibles autores de estas acciones. En este periodo las detenciones por hurtos han crecido también de forma exponencial tal como lo han hecho los delitos, sobre todo en cuanto a las detenciones en la masa.

En el interior de los establecimientos comerciales y locales de restauración así como en el transporte suburbano es donde se manifiesta más el incremento de los hurtos. Desde el Grupo de Multirreincidentes los Mossos se trabaja para combatir este fenómeno desde una vertiente transversal, con implicación y coordinación de la Fiscalía Provincial de Barcelona y con se Juzgados de instrucción de Barcelona.

Las principales líneas de trabajo han permitido conseguir condenas de prohibición de entradas en determinados lugares, especialmente en el metro.

Asimismo, en el ámbito de los delitos de hurto, la Guardia Urbana ha puesto en marcha una prueba piloto para pillar a los delincuentes más activos en esta materia para que se les pueda imputar un delito continuado de hurto. A través del Grupo de Delincuencia Urbana de la Guardia Urbana, se ha desplegado un refuerzo por los lugares más concurridos de la ciudad, por donde suelen actuar.

En cuanto a los robos con violencia e intimidación en el espacio público, han subido un 19%, pasando de los 3694 hechos a 4396 cometidos este año, lo que representa que se denuncian 366 hechos al mes. Este incremento se manifiesta sobre todo por la presencia de grupos especializados en robos de relojes de lujo. En este caso, las unidades especializadas de los Mossos realizan dispositivos de investigación haciendo seguimiento de grupos especializados de delincuencia urbana dedicada a este tipo de delitos.

El aumento de robos con violencia en establecimientos comerciales es sostenido, pasando de 580 a 709 hechos durante este año.

Durante este periodo se han abierto 3122 investigaciones por parte de las Unidades de Investigación, el Área de Investigación Criminal y el Área de Seguridad en el Transporte de los Mossos


Priorizar la prevención a través de charlas y contactos


Los robos con fuerza han aumentado un 22,8% durante los ocho primeros meses del año y los de interior de domicilio registran 830 hechos más y los de interior vehículo suben 1.000 hechos más.

En este sentido, y con el fin de reducir este tipo de delitos, los dos cuerpos policiales trabajan para transmitir mensajes preventivos de seguridad para evitar ser víctimas de hechos delictivos. En este sentido, durante este periodo se han llevado a cabo más de 15.400 contactos con la comunidad.


46 pisos desmantelados y 60 detenciones

Los dos cuerpos policiales trabajan coordinadamente para desmantelar pisos ocupados ilegalmente por traficantes de drogas desde donde se distribuyen sustancias estupefacientes. La coordinación policial se complementa con la colaboración ciudadana que se convierte en un eje central para el trabajo policial que se realiza en esta zona para luchar contra este fenómeno. Desde principios de año se han desmantelado 46 puntos de distribución, uno cada cinco días, y se han realizado 60 detenciones. Un 61% de estos pisos han quedado tapiados o clausurados con precinto judiciales.

Los incidentes producidos por peleas, amenazas y coacciones se mantienen durante este periodo. Aumentan las denuncias por agresiones y abusos sexuales por una mayor concienciación social y se sitúan un 30% por encima respecto al año anterior. En total se han instruido 446 hechos, un 30% más.


Delitos contra la seguridad vial


Entre enero y agosto de 2018, Barcelona ha registrado un total de 2.174 delitos contra la seguridad vial, un 23,2% más que en el mismo período del año anterior. La mayoría, el 44,9%, son por conducir bajo los efectos del alchol. Muy por debajo están conducir sin permiso por pérdida de puntos o por no haber obtenido nunca el permiso.

Las denuncias de tráfico han incrementado un 40,7%, pasando de 358.628 a 504.569 en 2018. Asimismo, Guardia Urbana y Mossos han realizado 48.400 pruebas de alcoholemia, de las que 5.380 resultaron positivas -una ratio del 11% -. También se han realidad 3.526 pruebas de drogotest, de las que 1.975 han resultado positivas, un 8%.



No hay comentarios