Piden al SAS más vigilantes de seguridad en los centros para evitar las agresiones al personal sanitario

Según los últimos datos facilitados por el registro informático de agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de 2017, la tasa de ataques en los últimos 11 años alcanza el promedio de casi dos agresiones y media diarias en todas las provincias de la comunidad autónoma.

Para la FSS-CCOO Andalucía, este continuo aumento denota "insuficiencia en el trabajo y medidas de protección ineficaces", por lo que demanda a la Administración sanitaria la revisión del Plan de Prevención y Atención de Agresiones y el incremento de los vigilantes de seguridad en los centros sanitarios.

Consideran prioritario dotar a los centros de más vigilantes de seguridad e integrarlos en el equipo de trabajo de la unidad, así como vigilar de que en los pliegos de cláusulas administrativas particulares se definan las funciones y condiciones en las que deben realizar su trabajo, recogiéndolas también en la documentación contractual.

También recuerdan que el 27 de septiembre de 2017 el entonces delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, anunció que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado designarían interlocutores provinciales para actuar contra las agresiones al personal sanitario y, además, se han creado grupos de trabajo con integrantes que, precisamente, otorgan "mucha relevancia" a la figura del vigilante de seguridad, entre otras medidas y campañas de sensibilización a la ciudadanía. Desde el sindicato se aplaude estas medidas acordadas, que el SAS debería haber adoptado "hace mucho tiempo" e insiste en que no serán efectivas si la Administración "sigue sin hacer bien su trabajo".


No hay comentarios