"SIC ha dado un giro de 180 grados desde que cambió de dueño"

La empresa Seguridad Integral Canaria ha publicado una entrevista de uno de sus trabajadores, en la que da a conocer su testimonio desde que entró a trabajar en la compañía (SIC), justo en mitad de la tormenta, cuando esta dejó de ingresar las nóminas a sus empleados y que reproducimos a continuación.




"Traía unos ahorros conmigo y cuando los gasté empecé a pasar necesidades, hambre incluso”, confiesa durante la entrevista, “pero tanto los inspectores como los compañeros me ayudaron tanto que permanecí en mi puesto de trabajo sin faltar ni un solo día, si tomarme siquiera una baja”. El vigilante llegó a estar cuatros meses sin cobrar y recuerda aquella época como “una terrible pesadilla”.
“En la actualidad, el comportamiento con los trabajadores es ejemplar, cumplen con las condiciones salariales y laborales estipuladas en el convenio colectivo del sector”




“La empresa ha dado un giro de 180 grados desde que cambió de dueño”, declara el vigilante de Seguridad. “Desde marzo no tengo ninguna queja”, subraya. “El comportamiento con los trabajadores es ejemplar, cumplen con las condiciones salariales y laborales estipuladas en el convenio colectivo del sector, y ves que desde dentro están luchando no sólo para sacar adelante la empresa sino para que el trabajador se encuentre bien, considerado”.




El compañero, de 49 años de edad, trabaja en la Seguridad del Hospital Juan Carlos I, que se mantiene bajo la dirección del hospital universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, y alberga diferentes servicios y departamentos de distintas administraciones y en él trabajan casi un centenar de personas tanto en el servicio de rehabilitación como el de psiquiatría, que consta de un centro de día y de una zona para internos. La Vigilancia y Seguridad está a cargo de Seguridad Integral Canaria.




No hay comentarios