Sentencia: Sanción por falta muy grave, auxiliar se identifica como vigilante de la propiedad

*Extractos recogidos en la sentencia:

Unos funcionarios policiales realizaron una inspección en una fábrica de harinas.

En esa fábrica, un auxiliar de servicios, y según los datos constatados por los inspectores de la policía es que el trabajador se encontraba prestando servicio por la noche, en turno de 20.00 a 8:00 horas, uniformado, en una garita en la que través de las cámaras que están monitorizadas se recogen imágenes del interior de la fábrica y las oficinas, y del perímetro del recinto, en especial las puertas de entrada y salida.

Según aparece en la sentencia que reproduce las actas de los agentes "a la llegada de los funcionarios actuantes y tras su identificación como agentes de policía mediante su carné profesional y placa emblema, se negaba a abrirles las puertas impidiendo el acceso a la propiedad para realizar la inspección, ya que él se identificó como el vigilante de la propiedad y que no tenía la completa seguridad de que los actuantes verdaderamente fueran agentes del Cuerpo Nacional de Policía."

El trabajador declara que además del control de accesos revisa los vehículos, la caja y los bajos mediante un espejo, lo que se refleja en los partes de control (páginas 93 a 95 del expediente administrativo), y no realiza rondas porque para vigilar el perímetro se sirve de las cámaras de seguridad que puede ajustar desde el ordenador.

Al respecto la sentencia recoge las manifestaciones del trabajador que el monitor estaba allí instalado por XXX y que las cámaras enfocan dentro de las instalaciones y en la zona de carga y descarga de los camiones, las zonas visualizadas en el monitor y la posibilidad de adaptar las imágenes según el interés de quien lo manejara, y razona que son hechos objetivos que entran dentro del ámbito de la presunción de veracidad de gozan las actas levantadas por los agentes de la autoridad.

La sentencia que en primera instancia se le impuso a la empresa una sanción de 30.001 €, al considerarle responsable de la comisión de la infracción muy grave tipificada en el artículo 57.1.a), en relación con los artículos 10.l y 18.1 de la Ley de Seguridad Privada , y en el artículo 148.1.a) del Reglamento de Seguridad Privada, queda en esta ocasión el recurso de apelación desestimado, pudiendo ser recurrida por la empresa. (ver sentencia)








No hay comentarios