AUGC reclama al gobierno que sea consecuente y no prorrogue el contrato de seguridad privada en los centros penitenciarios




La AUGC ha emitido un comunicado donde explican lo que se ha venido difundiendo las semanas pasadas desde varios medios digitales. Que la seguridad privada continuará en las prisiones españolas.



La asociación informa que "el contrato de seguridad privada en los centros penitenciarios se prorrogará cuando finalice el próximo 31 de mayo, en principio durante siete meses hasta el 31 de diciembre, pero seguramente más allá de ese plazo, porque hasta la fecha no se ha valorado la continuidad o extinción de dicho contrato”, a pesar de que en febrero del año pasado el Grupo Socialista registró en el Congreso, a propuesta de AUGC, una Proposición No de Ley para “instar al Gobierno a no renovar el contrato del servicio de apoyo por empresas privadas a la seguridad en los centros penitenciarios dependientes del Ministerio del Interior”.


AUGC reclama al gobierno que sea consecuente con sus postulados y no prorrogue el contrato de seguridad privada en los centros penitenciarios.


AUGC afirma en el comunicado "que ese ingente derroche de dinero público tiene como única finalidad crear artificialmente un nicho de negocio para las empresas de seguridad privada, cuyos propietarios son los grandes beneficiarios de tan suculentos contratos, puesto que los vigilantes que prestan dichos servicios perciben unas retribuciones ínfimas en comparación con las enormes cuantías que está desembolsando la Administración Pública"


Indican que "la seguridad privada ya supera en número de efectivos al cuerpo policial con mayor plantilla, la Guardia Civil, dato sumamente preocupante, sobre todo teniendo en cuenta que mientras el sector privado crece considerablemente, las FCSE sin embargo van mermando, como ocurre con la Guardia Civil, cuyos 82.692 efectivos de 2011 han ido disminuyendo hasta los 76.806 en 2018," según datos facilitados por el propio gobierno, y en la misma situación se encuentra la Policía Nacional.

No hay comentarios