Brasil: Vigilante de Brinks dispara a clientes al pensar que le asaltaban






Un mal entendido por poco no terminó en tragedia después de que un conductor estacionase bruscamente detrás de un camión blindado de la compañía Brinks, que abastecía a  una agencia del Banco do Brasil ubicada en el Centro de Abastecimiento y Logística de Pernambuco (Ceasa), en Recife.




Un vigilante que hacía la escolta observó la llegada atípica de un coche con dos clientes,  y disparó hacia el conductor del vehículo, pensando que se trataba de un intento de atraco. Nadie resultó herido.

Los dos ocupantes del coche eran dos comerciantes  que iban a realizar un depósito en el banco. Ellos estacionaron repentinamente y aparentaban tener prisa cuando dejaron el coche, un Corolla de color negro. Pensando que se trata de un asalto, el vigilante disparó hacia la pareja. La bala perforó el vehículo y pasó cerca de las piernas del conductor.



No hay comentarios