Condenado con una orden de alejamiento y a una multa por amenazar a un vigilante de un supermercado



Sentencia Nº APVA:2019:200 por la que se condena a un individuo como autor responsable de un delito leve de hurto, en grado de tentativa, y como autor de un delito leve de amenazas, y una prohibición de acercarse al vigilante de seguridad al que amenazó, a una distancia inferior a 200 metros, ni a su puesto de trabajo, ni a los lugares que frecuente, así como la prohibición de comunicarse con él por cualquier medio, por tiempo de cuatro meses.

El relato de los hechos se recogen en la sentencia que relata cómo sobre las 19:30 horas, del día 17 de mayo de 2018, el acusado, actuando con ánimo de ilícito enriquecimiento, cogió una bolsa de avellanas, con un precio de venta al público de 2,45 euros, y la escondió en la cazadora, cuando se encontraba en el establecimiento MERCADONA de Valladolid, siendo interceptado por el vigilante de seguridad , cuando había rebasado la línea de caja, sin abonar el efecto. El acusado hizo entrega al vigilante de seguridad del efecto que se pretendía llevar sin pagar.




Cuando se encontraban esperando la llegada de la Policía a fin e identificar al acusado, éste amenazó al vigilante de seguridad con la expresión "vas a morir, te voy a matar." Al día siguiente el acusado volvió al establecimiento y dirigiéndose al vigilante de seguridad le dijo "tic, tac, tica tac, estás muerto." El día 2 de julio de 2018, el acusado pasó por el establecimiento y le hizo al vigilante de seguridad un gesto con la mano indicándole que le iba a cortar el cuello.

La sentencia recoge una condena al individuo que amenazó a nuestro compañero como autor responsable de un delito leve de hurto, en grado de tentativa, y como autor de un delito leve de amenazas, ya definidos, a la pena de 29 días de multa, por el primer delito, y dos meses de multa, por el segundo delito, en ambos casos con una cuota diaria de 6 euros, con arresto sustitutorio de un día por cada dos cuotas impagadas y al abono de las costas procesales. Procédase a la entrega definitiva de los efectos sustraídos a su legítimo propietario. Se impone a Marino la prohibición de acercarse al vigilante de seguridad Rosendo , a una distancia inferior a 200 metros, de modo que no podrá acercarse al citado, ni a su puesto de trabajo, (el establecimiento MERCADONA de Valladolid), ni a los lugares que frecuente, así como la prohibición de comunicarse con él por cualquier medio, por tiempo de cuatro meses. Estas medidas se aplicarán una vez que gane firmeza la presente sentencia.


No hay comentarios