¿Que fue del vigilante francotirador "que quería matar" al Presidente?







En Noviembre del año pasado, la maquinaria mediática del país se puso en marcha para anunciar que los Mossos de Esquadra detuvieron a un vecino de Terrassa de 63 años, porque consideraron que suponía una amenaza real para Pedro Sánchez.

Los medios se encargaron de remarcar que era vigilante de seguridad y, aparte, que era hijo de un alcalde franquista de Rubí. El relato de StarsWars lanzado por los medios decía que este vigilante había pedido apoyo "logístico" por grupos de whastapp para asesinar al presidente español tras la decisión de exhumar los restos de Franco. Este señor que fue detenido por la policía catalana, y que encontró en su casa un arsenal con un rifle con mira telescópica incluido, llevaba ya un mes y medio en prisión.

El “peligroso arsenal” incautado por los Mossos, fue analizado por un experto en balística, José Jiménez, perito judicial en criminalística forense, el cual fue tajante: ninguna de las armas intervenidas habría permitido a este hombre cometer un atentado como “francotirador”, ya que el arsenal se consideraba dura y pura chatarra. Por no hablar del lanzapatatas que también estaba entre el arsenal. (OK diario)






¿Y AHORA QUE?


Después de semanas apareciendo en todos los medios y remarcando constantemente que era vigilante de seguridad e hijo de un alcalde franquista, en un aparente intento de cruzar y asociar ambos datos, vigilante de seguridad con franquismo, ¿Que ha sido del caso? ¿Fue suficiente el tener semanas en el candelero al "vigilante de seguridad" para que calase un sentimiento de desprecio en la sociedad hacia nuestra profesión?

Un mutismo absoluto y un velo de silencio cubrió a los medios de este país cuando algunos periódicos digitales "discordantes" se dedicaron a investigar y descubrieron que no era todo lo que nos intentaban hacer creer.

Esta maniobra, como tantas otras, de desprestigiar de nuevo al sector y a sus integrantes, algo de lo que algunos están haciendo un oficio de esto, ha quedado estratégicamente olvidado por ahora. Esperemos que tengamos noticias pronto de cómo ha quedado el asunto de este compañero y que tantas y tantas horas de información le dedicaron.

No hay comentarios