SATSE Madrid insta a la Consejería de Sanidad a la contratación de Vigilantes de Seguridad




SATSE Madrid insta a la Consejería de Sanidad a la contratación de personal de Seguridad en aquellos centros donde los profesionales sanitarios lo reclamen y la reiteración de agresiones lo aconsejen (los denominados centros calientes), la instalación de botones antipánico en todos los centros de Urgencias de Primaria (y el mantenimiento periódico de éstos), así como todas las medidas disuasorias que los profesionales demanden tanto para garantizar su seguridad como la de los usuarios que acuden a estos centros en demanda de asistencia sanitaria.


El sindicato ha dicho en un comunicado que “Creemos necesario que se aplique el Protocolo Antiagresiones aprobado recientemente y en el que se recoge, como medida de seguridad, la contratación de Vigilantes de Seguridad, así como la dotación de más profesionales para evitar que se quede uno sólo cuando el otro acuden a un aviso urgente ya que son estas ocasiones cuando el riesgo de sufrir una agresión se incrementa exponencialmente”.


La violencia de el último suceso, ocurrido en el SUAP situado en Móstoles ha sido especialmente grave ya que, según relatan los propios profesionales del centro “a las 00:40 horas inesperadamente ha entrado un individuo con un cuchillo en la mano intentando agredir al personal sanitario o a quien se encontrara. El enfermero y la celadora se han tenido que encerrar en la sala de estar, parapetándose tras la puerta, mientras el agresor apuñalaba la puerta. Y mientras uno llamaba a la Policía, la celadora me llamaba a mi móvil para que me encerrara yo en la consulta con el paciente que estaba viendo, y no saliéramos, mientras oíamos al agresor gritar en la sala de espera”.


La profesional sigue relatando que “la Policía ha venido muy rápido, han tenido que reducirle con escudos. Llevaba un cuchillo de cocina atado a la mano y al reducirle se ha cortado por lo que luego hemos tenido que curarle. Menos mal que la sala de espera estaba vacía en ese momento. Yo estaba viendo al último paciente de esa tanda. Si llega a venir un poco antes la sala estaba llena, con niños incluidos”.


No hay comentarios