Hasta siete vigilantes de seguridad de baja por agresiones en Tarragona


En una entrevista concedida a "Las mañanas de la 1", vigilantes de seguridad de Renfe en Tarragona denuncian que las agresiones al personal de seguridad son cada vez más continuas llegando a un límite en el que no se puede más. Por eso reclaman más medidas de seguridad y de autoprotección.
Piden que se les dote de chalecos, los cuales se tienen que comprar los propios vigilantes con el gasto económico que eso conlleva.

Las situaciones que tienen que aguantar los compañeros en este tipo de servicios van desde las típicas faltas de respeto hasta las agresiones físicas. Los vigilantes se sienten atacados y desprotegidos desde diferentes ámbitos políticos y entidades sociales que usan todo tipo de artimañas para acometer contra el colectivo de vigilantes de seguridad, asevera el compañero en la entrevista, que no olvida recalcar el clima de hostilidad existente actualmente por este tipo de actitudes.




También destacan la impunidad existente, ya que cuando se produce una infracción, aparte de no colaborar el infractor, este está en actitud agresiva ya que son conscientes de lo barato que sale agredir a un vigilante de seguridad. Por eso piden un cambio en la Ley de Seguridad Privada para que proteja jurídicamente al vigilante de seguridad ante las agresiones que sufren durante el ejercicio de sus funciones.



No hay comentarios