El SMM pide más seguridad para eliminar las reacciones violentas

Los médicos del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga se han concentrado esta mañana en la entrada del Servicio de Urgencias del centro hospitalario para volver a denunciar las continuas agresiones a los profesionales sanitarios tras el último caso ocurrido el pasado viernes.



El intento de agresión física a una médica del Hospital Clínico por parte del hijo de una paciente el pasado viernes y que no se consumó gracias a la intervención de un vigilante de seguridad y posterior detención por un policía que estaba en la zona, ha sido el último caso producido en la capital. Un suceso que la Fiscalía ha pedido un año de prisión para el detenido, que queda pendiente de la celebración de juicio.


Según ha podido saber el Sindicato Médico de Málaga (SMM), la paciente llegó al Servicio de Urgencias el pasado viernes tras 36 horas en casa con síntomas de trastorno sensitivo, fue valorada y se le realizaron unas pruebas. Durante la espera del resultado de la analítica su hijo se dirigió a la doctora insultándola y amenazándola de muerte, ya que esgrimía una alta demora del servicio. La actuación del vigilante fue determinante para evitar que el suceso fuera a mayores.


Por ello, este sindicato denuncia y condena enérgicamente este tipo de acciones tan lamentables y demanda una actuación urgente para eliminar estas reacciones violentas, además de incrementar la seguridad o igualar la que tienen otros funcionarios.


No hay comentarios