Te pide el DNI la cajera y se lo das, pero no al Policía ni al Vigilante

El desconocimiento de la sociedad sobre sus deberes y obligaciones llega a ser en ocasiones descorazonador.


Una prueba palpable es este vídeo en el que podemos ver a agentes del Cuerpo Nacional de Policía en una intervención con carteristas.


Los agentes, de paisano, realizan una intervención en la que cazan a varios carteristas de manera infraganti. Uno de los agentes le pide el DNI a la víctima para proceder a denunciar a estos amigos de lo ajeno. Las respuestas de la señora y su proceder es el fiel reflejo del día a día en los casos en que hay que identificar a alguien, y ya si lo trasladamos a los vigilantes de seguridad en los controles de acceso es mejor ni hablar.







Le damos el DNI físico a la cajera del supermercado, al del banco, al frutero, se lo damos por teléfono a teleoperadores a los que no vemos y no sabemos realmente si son quién dice ser, pero a aquellos que están para velar por nuestra seguridad nos negamos en rotundo a mostrarlo. De hecho, todavía hay personas, referente a nuestro sector, que dudan de la potestad de que el vigilante de seguridad pueda siquiera ver el DNI.


Cabe destacar que sobre la identificación realizada por los vigilantes de seguridad, siempre durante el ejercicio de sus funciones, y amparados por la Ley de Seguridad Privada, en el Artículo 32 Vigilantes de seguridad y su especialidadd, estos desempeñarán las siguientes funciones:
b) Efectuar controles de identidad, de objetos personales, paquetería, mercancías o vehículos, incluido el interior de éstos, en el acceso o en el interior de inmuebles o propiedades donde presten servicio, sin que, en ningún caso, puedan retener la documentación personal, pero sí impedir el acceso a dichos inmuebles o propiedades. La negativa a exhibir la identificación o a permitir el control de los objetos personales, de paquetería, mercancía o del vehículo facultará para impedir a los particulares el acceso o para ordenarles el abandono del inmueble o propiedad objeto de su protección.




No hay comentarios