Barcelona reduce presupuesto municipal en seguridad desde 2016 y ya es la ciudad con más robos con violencia de España

Los problemas de seguridad, con un repunte especial en los últimos meses, que se están viviendo en Barcelona han puesto en cuestión la política de seguridad que se aplica en la Ciudad Condal. Un rápido análisis realizado por el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada a los presupuestos que el consistorio barcelonés, que este ha ejecutado en materia de seguridad ciudadana en los últimos años permite cuestionar la política municipal en materia de seguridad de Barcelona, que se evidencia en el menoscabo presupuestario de los cuerpos de seguridad de la ciudad: 30 millones de euros menos en sólo dos años. Menos presupuesto y una cuestionable aplicación a partidas menores.


En 2019 se han presupuestado 301 millones de euros, una reducción sensible, unos 13 millones de euros menos que el año pasado, por los 306 que se presupuestaron en 2017 y los 326 millones de 2016 (el presupuesto más alto en materia de seguridad y movilidad ciudadana en los últimos siete años).

Dentro de dichos presupuestos, los gastos en contratos menores dentro de la gerencia de Seguridad y Prevención se han reducido casi en un 45% en 2018 respecto a 2016. En 2016 el gasto de la gerencia en contratos menores es de 70.695.013,90 €, en 2017 se reduce unos 22 millones de euros hasta los 48.112.192,41 € y el año pasado casi a la mitad de lo gastado en 2016, unos 38.318.604,03 €.






Barcelona, la ciudad española con más robos con violencia


Según el nuevo balance semestral del Portal Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior el número de robos con violencia (especialmente perturbadores de la convivencia) se han incrementado hasta los 7.082 en Barcelona frente a los 5.187 de Madrid. Barcelona supera a Madrid en el número de robos con violencia durante el primer trimestre del año. Si en 2017 Madrid tuvo 5.830 casos (32 al día) por los 4.834 de Barcelona (27 al día); en 2018 se incrementaron un 12% (con 5.427 casos) superando finalmente a Madrid (4.841 robos con violencia).

Desde el año 2017, el número de robos con fuerza en domicilios y establecimientos Barcelona ha aumentado en un mínimo de 250 casos, si en el año 2015 había 2.837 casos durante el primer trimestre del año, en 2019 la cifra se sitúa en 4.506 robos. Es decir que en apenas cuatro años los robos con fuerza han aumentado un 58%.


Un goteo incesante de hurtos


El recién publicado balance arroja otros datos preocupantes. Barcelona ha sufrido una media de 311 hurtos al día durante el primer semestre de 2019. Un incremento de 80 hurtos más al día que en el mismo período de 2015.

Barcelona nunca había estado tan cerca de Madrid respecto al número de hurtos cometidos, la diferencia entre ambas ciudades oscilaba entre los 9.000 y 8.000 hurtos de 2015 a 2017. Mientras que, en 2019, Barcelona (56.015 hurtos) ha recortado la distancia y se sitúa a unos 1.900 hurtos en Madrid (57.989 hurtos).

Si abarcamos el cómputo total de infracciones penales (la suma de todos los tipos de delitos), se contempla que en apenas dos años hay hasta 120 infracciones de media más al día, pues en 2019 se producen hasta 555, por las 512 de 2018 y las 425 al día de 2017.


No hay comentarios