El borrador del nuevo reglamento de Seguridad Privada pretende facilitar el acceso a las personas con discapacidad

El borrador del nuevo reglamento de Seguridad Privada, pretende facilitar el acceso a la profesión, a las personas con discapacidad una vez que entre en vigor y éste no sea modificado.

El el capítulo de Habilitación profesional del borrador, artículo 80, aparece que "A tenor de lo previsto en el artículo 28.2 de la Ley, 5/2014, de 4 de abril, los aspirantes a vigilantes de seguridad, guardas rurales, sus respectivas especialidades, y escoltas privados habrán de reunir y mantener en todo momento, para su habilitación, los siguientes requisitos específicos:

a) No haber alcanzado la edad legal de jubilación.

b) Superar las pruebas físicas que se determinan en el anexo V."

No obstante, en el mismo artículo, aparece que en relación con las profesiones de seguridad a que se refiere el apartado anterior, las personas con discapacidad física estarán exentas del requisito del párrafo b) del citado apartado. 


El reglamento deja en manos de los centros de reconocimientos médicos y psicotécnicos, los que a la hora de expedir los correspondientes informes, tendrán en cuenta que el grado de discapacidad física que tengan reconocido, no impida el ejercicio de las respectivas funciones.



Hay que recordar que actualmente existen dos formas de obtener la habilitación como vigilante de seguridad, en las que una de ellas exime al aspirante de la realización de prueba física alguna y de examen ante la Policía Nacional con los certificados de profesionalidad (AQUÍ)



No hay comentarios